Uruguay en 2 días – parte 2 – La peca viajera

Esta es la 2da parte de los cuentos de Uruguay. Para saber como llegamos acá sin pagar nada, puedes leer más acá.

Recapitulando un poco, era mi primera vez haciendo dedo (pedir aventón) de esa manera. Sandra es mi gurú de hacer dedo como te pudiste dar cuenta al leer la 1era parte de los cuentos. Tenía las amígdalas inflamadas pero no importaba nada porque estaba en Uruguay. Oh, cabe indicar que estos cuentos toman lugar el sábado 11 de febrero del 2017 en adelante.

La cuestión es que habíamos llegado y estábamos listas para hacer lo que habíamos ido a hacer a lo loco: CAZAR MURGAS y gozarnos el carnaval porque era febrero y nos habían contado que era ESE fin de semana o nunca para ver EL CARNAVAL.

El bus #300 nos deja en Tres cruces, un centro comercial con estación de buses en la parte subterránea. Entonces ahí fue donde cambiamos los pesos argentinos a pesos uruguayos y nos fuimos a pedir información turística antes de salir a la calle para ir a casa de nuestro couchsurfer en Montevideo. La chica de la oficina de turismo nos dio toda la información que pedimos y además nos explotó las burbujas de emoción que traíamos con un relajo total; del que luego veré que se caracteriza el uruguayo. Nos contó que justo este finde no íbamos a ver los desfiles de la llamada porque ya habían pasado y que las murgas y todo el concepto de Carnaval no es solo ese fin de semana como pensábamos ya que,
-¿listx para obtener un pedacito de info que seguro no sabías?, ta ta taaaaaaan, nos dice que EL CARNAVAL EN URUGUAY ES EL MÁS LARGO DEL PLANETA TIERRA, –
dura aproximadamente unos 40 días. y nosotras y que, ¿khe?.

Pero bueno, con toda la información que nos da la chica, la desilusión de ver como la plata que cambiamos pasa a ser nada en pesos uruguayos, las ganas de conocer Montevideo, salimos a la calle y había un sol hermoso, igual odio el sol, y nos disponemos a caminar a casa de Emi, nuestro couchsurfer. Caminamos, comemos un poquito, seguimos caminando y se empieza a esconder un poco el sol. Llegamos sin problema a su casa, nos recibe con un amigo, nos conocemos un rato y con las mismas nos vamos a la calle a pesar del cansancio a aventurarnos y a buscar esas murgaaaaaas.

Caminamos por la rambla y vimos como todos los espacios estaban llenos, todo el mundo estaba afuera con amigos, familia o parejas, disfrutando la noche al aire libre tomando mates. Llegamos al teatro de verano (es al aire libre) y dudamos en entrar por el precio, pero después de ir por un helado y pensarlo, regresamos y pagamos la entrada de 260 pesos, unos 140 pesos ARG o casi $10 USD ya que al final fuimos a Uruguay a ver las murgas y porque si chico.
Había un frío que no estábamos esperando y teníamos el señor sueño pero igual le dimos. El espectáculo comienza con una categoría llamada -revistas- que se enfoca en bailes y nos aburrimos un ratico ya que estábamos esperando ver las murgas de una vez. En el descanso del show, nos echamos una siestica en las bancas más altas y nos dimos cuenta que había un gran público sentado a las afueras del teatro que se nota no habían pagado.

Pasamos friito y ya repuestas después de esa siesta, nos regresamos a nuestros asientos y ahora si estaba el show que fuimos a ver, las muuuuurgaaaas. Pudimos ver a la Buchaca y a la Mojigata y quedé fascinada, hasta lloré. Estaba feliz de que habíamos llegado hasta donde estábamos. Estaba en un estado de felicidad plena viéndolos, porque aparte de la música, los colores, las actuaciones, estaba en Uruguay con Sandra y lo habíamos logrado, hicimos lo que queríamos hacer. Pero aquí no acaba.

Era medianoche, así que nos fuimos a casa de Emi corriendo porque no teníamos llave para entrar y queríamos dormir dentro, así que esperábamos encontrarlo despierto y en casa. Dormimos en la sala en un mini futón y Neko, el gato de Emi, nos acompañó. Creo que hasta soñamos y todo porque estábamos mueeeeertas de cansancio así que llegó el domingo y teníamos toda la energía necesaria para conocer todo Montevideo y seguir en la búsqueda de más murgas y candombe.

Acabo de encontrar este escrito guardado en mis archivos, así que pronto les suelto la última parte con más detallitos e historias divinas que te harán reír y llorar.

Gracias por tanto siempre.

Sandra tomando mate uruguayo.
La vista dentro del camión.

Nos explican como hay que mantener el mate prolijo.

Murga queridaaaaaa en el teatro de verano.
Sandrita en lo suyo.

Viendo a los curtidores de hongos, mis favoritos hasta ahora. 100 años de historia.

img_92532756336818082994815.jpg
Sandra y yo yendo a Buenos aires en ferry.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s